11 de noviembre de 2012


Qué significa el día, todos son idénticos,
son diferentes.
Once del once, ¿qué fue ayer?
Por un instante retrocede en tu imaginación,
vuela hacia lo más alto,
hace unos meses,
un año,
o dos.
¿Realmente ves lo mismo que en aquel momento presente?
Menos mal.
Ahora vuelve. Vuelve y agarra las cuerdas de este carro,
manióbralo a tu antojo, a tu manera,
a tu capricho.
Y vive, vive como si no hubiese ayer
ni mañana.

6 comentarios:

Verónica C. dijo...

Es en el presente donde está la vida.

Yo solo tengo grabada una fecha, a fuego, las demás, pura confusión.

Juan Antonio dijo...

Hay que evitar que los guarismos se atribuyan un carácter mágico. De lo contrario, nos dominarán hasta el fin de los tiempos.

Sístole dijo...

Hace tiempo que no escucho a Ferreiro, me gusta, pero tiene ese punto nostálgicomasocatriste, a veces insoportable. Aunque adictivo también.
O_o
Pero la copa cuando quieras.

¿qué tal va tu carro?

Sístole dijo...

Pues un carro es para moverse, de toda la vida de Dios :P y lo que pasa si no lo mueves es que por muy perfeccionado que esté se acabará oxidando. Y eso si que es un lujo que no deberías permitirte.
Además que no te creo, fíjate si soy atrevida!!
Siempre hay caminos. Lo que pasa que a veces hay más excusas que caminos y entonces no se ve na de na!

Lejos...o cerca...dependiendo de donde.
Estoy en el centro del mapa. ¿Eso es lejos o cerca?

Sístole dijo...

P.D: Sino también se puede ir en tren:

http://www.youtube.com/watch?v=RBb9Tn4Xqr0

Felipe dijo...

Mientras lo leía, parte de mí, se identificó con el pesimismo y el estado ceteris paribus a lo largo de algunos de mis años.