2 de abril de 2014

Soy cuerpo
y me amedrenta
el intelecto.

2 comentarios:

Darío dijo...

No lo permitas. El cuerpo puede ser un tornado...

Juan Antonio B. dijo...

¿Me escribes? No encuentro tu e-mail. :(