7 de noviembre de 2014

Enredo las palabras en sonrisas camufladas
bajo lunas llenas y amaneceres excitantes,
mientras dispongo de ese memento mori
que recorre de mil maneras
al temblar recordando su desobediencia.

2 comentarios:

Juan Antonio B. dijo...

Los suicidios de la luna son espectáculos aleccionadores y hermosos.

José A. García dijo...

Nada peor que desobedecerse uno mismo. De allí, pocos tienen posibilidad de retorno.

Saludos

J.